Como en una montaña rusa…

Esta semana empecé el cuarto cambio de dosis de lo que va del año. En febrero pasé de 100 ml de Eutirox a 125, luego a 150, a 130, y ahora a 128… A esto se le suma que cambié de médico, de país, de idioma… En fin, en este momento mi cuerpo está suspendido en una montaña rusa.

Dicen que estaré mejor, que recuperaré mi cuerpo, mi cara, mi vida… Dicen que tengo que tener paciencia, que es cuestión de tiempo…

“¿Es verdad?”