Ayyy, mi querido cuerpo…

Hoy ha sido un día complicado. Podría resumirlo diciendo que hacia bastante tiempo que no me dolía tanto el cuerpo.  Sí, hoy puedo notar casi todas las articulaciones, incluso aquellas  que ni recordaba que existian como las relacionadas con el esternón y las costillas.

Me levanté tarde. No estaba cansada pero tenía esa necesidad de estar calentita en la cama, sin moverme. El día estaba bonito, así que antes de comer decidimos con mi marido ir a caminar. (A modo de paréntesis, debo añadir que estoy intentando caminar cada día, ahora que ya me siento mucho mejor. Porque, además, aunque el colesterol está más bajo, todavía está allí molestando). La cuestión es que nos fuimos a caminar, yo no me sentía cansada sino adolorida, me dolía todo, hasta el pelo. Pero sobre todo  los codos y las rodillas. Además de una suerte de neuralgia en una de las piernas. Le pedí a mi marido que fuéramos despacio porque no me encontraba bien. Así que bueno, fuimos despacio, aprovechando cada banco para sentarme un ratito. De vuelta a casa, dejé todo lo que tenía que hacer para mañana, no tenía fuerzas ni para levantar un papel.

Y aquí estoy,  escribiendo desde la cama.

Mañana será otro día, y seguramente será mejor, no?

Síndrome del túnel carpiano

¿Cuánto tiempo estuve sin poder abrir una botella de rosca? No lo recuerdo bien, posiblemente unos cuatro meses. Sin embargo, éste es uno de los síntomas que parece y desaparece aún hoy, claro, no con la misma intensidad de aquellos meses.

Recuerdo que en un primer momento no entendía qué me estaba pasando, quería abrir una botella de Coca Cola y no podía. No sentía dolor en la muñeca sino la imposibilidad de ejercer cualquier fuerza, ni siquiera la más mínima. Pasaron los días y pude percibir que me costaba mucho sujetar algo con seguridad en las manos. Incluso muchas veces temblaban después de sostener una pequeña cosa, como si hubiese hecho un terrible esfuerzo. A veces el temblor aparecía sin más. Sentía las manos hinchadas pero no las veía así.

Era el hipotiroidismo quien me generaba esta dolencia porque se inflamaba la articulación de las muñecas. Y quienes padecemos esta enfermedad sabemos perfectamente que también se inflaman el resto de las articulaciones del cuerpo generándonos mucho dolor e inestabilidad.